Asesoramiento profesional sobre Streaming

10 factores que determinan el coste de una producción audiovisual

Todos sabemos que ante la pregunta sobre cuánto cuesta un jamón, depende mucho si compras un serrano o el mejor Ibérico de Bellota, y con los videos ocurre igual. El coste de una producción audiovisual puede variar según una serie de factores, y moverse entre lo más económico y el puro lujo.

En los últimos años han bajado mucho los precios de la producción audiovisual, pero la mala noticia es que con ello también se ha reducido drásticamente la calidad.

Cualquiera puede hacer un video con un móvil a día de hoy. Esto favorece mucho la creatividad y el acceso de cualquiera a la posibilidad de lanzar un mensaje masivo. Como contrapartida, hay mucha intrusión en el sector de la producción audiovisual.

¿Cómo reconocer la calidad y saber si el precio está acorde a lo que obtendrás en el resultado?

Antes de decidirte por contratar a alguien en tu equipo, a un freelance o a una empresa especializada, ¿cómo verificar la calidad antes de que sea tarde? El primer desafío es poder determinar el presupuesto adecuado, para que no sea ni demasiado bajo ni excesivo.

Esta calculadora en inglés te permite analizar exactamente si los costes de producción audiovisual de un proyecto son demasiado elevados, son excesivamente bajos o son correctos.


Servicios de Streaming Online

La pre-producción, la gran olvidada que lo cambia todo

Cualquiera se escandalizaría si un arquitecto envía operarios a trabajar sin haber medido bien los planos y sin haberse apoyado en un ingeniero para calcular el aguante de las estructuras y demás.

Si bien el riesgo no es el mismo al tratarse de un video para tu empresa, porque a nadie le caerá encima un edificio ni una demanda de millones de euros, en todo caso no construyas nada sin una base clara.

Una empresa o profesional experto en videos corporativos, spots o cualquier producción audiovisual te dará un presupuesto teniendo en cuenta la planificación, y no solo la ejecución del trabajo o la post-producción.

En el caso de un vídeo comercial, por ejemplo, la pre-producción es clave para evitar sobrecostes inesperados, errores o incluso el riesgo de tener que tirar directamente todo el trabajo a la basura por resultar inservible.

La estructura del video, las ideas y las palabras que intervienen en la realización del video: ahí es donde se crea el valor en el video comercial.

Si bien la oferta de talento de producción, es decir, el de personas con habilidades técnicas, continúa creciendo a medida que más personas ingresan a la industria, cuesta ver el mismo crecimiento en el talento de preproducción.

Como decíamos, cualquiera puede ponerse delante de su cámara, grabarse, editar dos o tres detalles con una app gratuita en el móvil y subir su vídeo a LinkedIn. Ahora bien, no todo el mundo sabe producir un contenido multimedia impactante.

Los videos comerciales tienen el poder de no dejar indiferente a quien lo ve, y además cuentan con una serie de aspectos clave como la coherencia con la marca a la que se representa, y cuestiones de copywriting vinculadas al marketing.

Por ejemplo, una producción audiovisual profesional deberá hablar de la necesidad del cliente a cubrir, y de los beneficios que obtendrá si adquiere el producto o contrata el servicio.


Descarga Transmision 10

Aquí tienes los 10 factores clave que marcarán el coste de una producción audiovisual

Experiencia en preproducción (concepto, guión gráfico y escritura de guiones)

Valora la experiencia en aspectos como planificar el vídeo, gestionar cada fase del proyecto, el estilo, el idioma, el guión y demás. Calcula que un equipo creativo te cobrará entre 75 y 250 euros por hora de trabajo en este sentido.

Actores / Presentadores

No es igual de costoso un vídeo tipo animación que uno en el que sale una persona hablando, especialmente si esa persona es un actor, por ejemplo. Esto puede disparar el coste desde un mínimo de 50 euros hasta los 500 euros por actor, a grandes rasgos.

Dirección

Una vez que comienza el rodaje, el director es responsable de la apariencia del video, de hacer que el talento en pantalla diga las cosas correctas de la manera correcta y de asegurarse de que todo lo que necesita ser capturado se capture realmente. El coste oscila entre los 75 y los 250 euros la hora, si dejamos fuera de la ecuación a Spielberg y a los hermanos Cohen.

Cámara principal

Los camarógrafos pueden tener roles muy diferentes en proyectos de video dependiendo del presupuesto y el equipo de apoyo. Además, la necesidad de habilidades cinematográficas variará dependiendo del tipo de vídeo que se necesite crear. Cada persona ronda los 50-175 euros por hora de rodaje.

Editor

Es fundamental editar el video una vez hecho, aunque de nada servirá este punto si los anteriores son un desastre. En todo caso, puedes marcar la diferencia con una buena post-producción, que ronda los 50-150 euros por hora.

Animación

Si quieres que tu vídeo tenga animaciones, esto suele suponer un coste adicional, pero mejora la experiencia de visionado. Hay plataformas online o freelance a muy bajos costes, pero en general una animación profesional ronda los 75-150 euros por hora.

Post-producción

Igual que ocurre con la animación, hay cada vez más soluciones online a buen precio para este punto, pero si vamos a acudir a profesionales cualificados, los costes se mueven entre los 25 y los 200 euros por elemento.

Narración o voz en off

Un vídeo profesional puede mejorar de manera extraordinaria con una buena voz en off, y si eliges a un locutor profesional te moverás entre los 500 y los 1000 euros aproximadamente, por unos 2 minutos de lectura.

Música y efectos de sonido

Si quieres recurrir a contenidos que no sean libres de derechos y gratuitos, puedes pagar por una música impactante o efectos de sonido interesantes, desde 30 euros por temas de 3 minutos, aunque se puede disparar incluso a los 1.000 euros o más dependiendo de las licencias y la popularidad de la música que escojas.

Ubicación y escenario

No es trivial escoger un buen fondo y buen contexto. Puede que para un vídeo serio te baste con un croma y una imagen escogida para el fondo, pero tal vez prefieras grabar en un entorno real, dependiendo de la producción audiovisual que necesites. En todo caso, asegúrate de cuidar este aspecto, porque marca la diferencia. El coste se puede mover entre los 200 y los 2000 euros ¡o más si eliges el Bernabéu por ejemplo!

Además, hay otros factores importantes, como las imágenes recurso, el tiempo de producción, el equipo, la cámara y los objetivos, el personal y sus dietas o transporte, el maquillaje, los extras, el teleprompter, licencias o tasas especiales, la digitalización y la subida del vídeo, los diferentes formatos y calidades, el subtitulado si lo hay y otros.

Ahora ya sabes las principales claves para filtrar la mejor relación calidad-precio antes de contratar un servicio de producción audiovisual.

Comentarios

comentarios


Servicios de Marketing Digital